lunes, 23 de junio de 2008

Tüttensee

Hay un lago llamado Tüttensee, a unos 100 km de Munich, que al contrario que los numerosos lagos de los alrededores no se formó al retirarse el glaciar que cubría toda esta zona hace 10,000 años.

El lago Tüttensee se formó en tiempos históricos, hacia el año 500 a.d.C.

Esta zona estaba habitada por tribus celtas que vieron con horror como un meteorito de unos 30m se precipitaba contra el suelo creando este cráter (ahora lleno de agua) de unos 400 metros de diámetro.
En realidad, un meteorito de mayor tamaño se fraccionó al entrar en la atmósfera y provocó una lluvia de rocas que dejó un reguero de cráteres sobre un área de 1200 km2, el mayor de los cuales es el Tüttensee.

No sabemos cuantas víctimas produjo este impacto (equivalente a la explosión de una bomba atómica). Sin embargo, si sabemos que produjo una profunda impresión en el mundo celta ya que los celtas a partir de entonces lo que más temían de todo era que "se les cayese el cielo encima".

Las noticias de la tragedia llegaron a la Antigua Grecia y se convirtieron en el mito de Phaeton.

Según este mito, Phaeton alardeaba ante sus amigos que él era hijo del dios del sol Helios y para demostrarlo un día tomó las riendas del carro solar pero cómo no tenía experiencia en el manejo del mismo acabó estrellandose contra el suelo....