sábado, 25 de agosto de 2007

El castillo de Trasmoz

El pueblo de Trasmoz, situado en las faldas del Moncayo, tiene un castillo del siglo XIII que según cuenta la leyenda el mago nigromante Mutamín, tras muchas invocaciones consiguió pactar con el diablo para que el castillo de Trasmoz se edificase en una sola noche.

Desde siempre se ha tenido a las brujas como inquilinas habituales del castillo. La última, conocida como la Tía Casca, fue despeñada por un barranco en 1850 después de un linchamiento popular. La tradición popular dice que las brujas celebraban sus encuentros en el castillo y desde allí lanzaban sus conjuros.