domingo, 23 de noviembre de 2008

Leipzig y las Montagsdemonstrationen

Leipzig es una ciudad de medio millón de habitantes situada a 190 km al sur de Berlín.

Poca gente (fuera de Alemania) sabe que la caída del muro de Berlín en 1989 se gestó aqui...

Todo empezó en esta plaza, a la sombra de la Nikolaikirche (iglesia de San Nicolás).

El lunes 4 de septiembre de 1989, tras un sermón en la iglesia se produjo en la plaza una pequeña manifestación de apenas un centenar de personas en favor de la paz...


A través del boca a boca y gracias a las informaciones de las televisiones de la Alemania Occidental, los ciudadanos de la Alemania Oriental supieron de esta manifestación y en diversas ciudades de la RDA se sucedieron manifestaciones durante el lunes siguiente.


El lunes 9 de octubre de 1989, ya eran más de 70,000 personas manifestandose por las calles de Leipzig pidiendo democracia bajo el lema "Wir sind das Volk!" (nosotros somos el pueblo). Las fuerzas policiales no intervinieron sorprendidas por la gran cantidad de manifestantes.


El siguiente lunes, el 16 octubre, ya eran 120,000 manifestantes. Esta vez el ejército estaba presente durante la manifestación pero quizás por miedo a una masacre tampoco intervino.

El siguiente lunes eran ya más de 320,000 manifestantes!!!

Los ciudadanos de la RDA salian en masa a las calles pidiendo democracia y los dirigentes comunistas estaban sorprendidos por el rumbo de los acontecimientos.

El 4 de noviembre de 1989, los ciudadanos de Berlin, animados por las Montagsdemonstrationen de Leipzig salieron a la calle.... más de un millón de personas se manifestaban por la Alexanderplatz....

Mientras tanto miles de personas huían hacia la Alemania Occidental a través de Checoslovaquia.
En una rueda de prensa ofrecida por el ministro de propaganda de la RDA el 9 de noviembre, éste prometió nuevas regulaciones para viajar al extranjero (incluyendo el paso fronterizo del Muro). Sin embargo, al ser preguntado cuando entrarían en vigor éste dijo inmediatamente lo cual produjo confusión entre los telespectadores que pensaron que el Muro estaba abierto.

Miles de personas se lanzaron a la calle, formando una avalancha que sorprendió a los escasos guardas fronterizos que no sabían si el Muro se había abierto o no.

Al día siguiente miles de personas envalentonadas empezaron a derribar el muro de Berlín con picos y martillos... era el comienzo del fin de 40 años de división alemana... era el comienzo del fin de la Guerra Fría