domingo, 23 de noviembre de 2008

Königstein

La fortaleza de Königstein se levanta sobre el pueblo del mismo nombre a unos 40 km de Dresden.

Construída en el siglo XIII por los reyes de Bohemia, esta fortaleza se encuentra situada en la cima de una colina dominando el río Elba (y los barcos que por allí transitaban).

Totalmente inexpugnable, esta fortaleza nunca ha sido conquistada, ni siquiera durante la Segunda Guerra Mundial.

Además de refugio de los reyes en caso de revueltas de la plebe, esta fortaleza ha servido de prisión hasta 1945. Entre sus más famosos prisioneros se encuentra el ruso Mikhail Bakunin, considerado el padre del anarquismo.

En 1955 se convirtió en un museo y miles de personas lo visitan cada año llegando en 2005 a los 25 millones de visitantes.