sábado, 21 de febrero de 2009

El golpe del 23-F

Tras la muerte del dictador Franco en 1975, se inicio un proceso de democratización de España. Mientras para algunos las reformas eran tímidas y lentas, para los seguidores del dictador eran demasiado atrevidas.

Una parte del propio gobierno y del ejército estaba en contra de las reformas. Esto condujo a una gran tensión que desembocó en varios intentos de golpe de estado.

El primero de ellos, previsto para el 11 de noviembre de 1978 (la denominada Operación Galaxia), fué abortado gracias a que los militares golpistas fueron delatados por sus propios compañeros.

El segundo y más mediático fué el intento de golpe de estado del 23 de febrero de 1981. En la tarde en la que se celebraba en el Congreso de los Diputados en Madrid la investidura del nuevo presidente del gobierno español, un grupo de 200 guardias civiles irrumpe en el edificio tomando presos a los diputados en unas imágenes que dieron la vuelta al mundo:


Mientras tanto en Valencia, el Capitán General de dicha región militar ordena que salgan los tanques a las calles de la ciudad:


Sin embargo, los militares golpistas no consiguieron convencer al resto de militares para que se unieran al golpe de estado. La aparición del rey en televisión vestido como Capitán General de los Ejércitos desanimó a la gran mayoría de los militares de intervenir en favor de los golpistas:


Finalmente, tras un intento de golpe algo chapucero y con una gran desunión y confusión entre los propios golpistas, el intento fue abortado.


Así lo contó en su día la televisión pública alemana:


Un tercer intento de golpe de estado, mucho menos mediático pero mucho más grave estaba previsto para el 27 de octubre de 1982 (el denominado 27-O).

Mediante la explosión de un edificio de viviendas de militares, los golpistas pretendían acusar a la banda terrorista ETA del atentado y así poder justificar una intervención militar con la cual derribar al gobierno.

Cuatro semanas antes del intento de golpe fueron descubiertos por los servicios de inteligencia y los golpistas detenidos.